¿Qué estamos haciendo mal?

05 May 2020

¿Qué estamos haciendo mal?

Estos son los factores que promueven la aparición de enfermedades zoonóticas como el Covid-19,

El comercio y consumo de vida silvestre de alto riesgo:

Todo parece indicar que el covid-19 es una enfermedad zoonótica, que pasó de los animales silvestres a la gente, y cuando existen mercados para comercializar este tipo de animales, ya sea para consumirlos, para utilizar sus restos en esoterismo, o para tenerlos como mascotas, estamos abriendo la puerta para que un virus que está en los animales salte a los humanos.

El cambio en el uso de la tierra como consecuencia de la deforestación:

Cuando deforestamos un bosque para sembrar cultivos (de uso licito o ilícito), construir urbanizaciones o simplemente criar ganado a gran escala, estamos cambiándole el uso a la tierra, la funcionalidad que tiene para los ecosistemas a los que pertenece. Así, no solo depredamos los bosques que producen el aire que respiramos, sino que aumentamos las interacciones entre la vida
silvestre, el ganado y los humanos. Prácticamente, un caldo de cultivo para futuras enfermedades zoonóticas.

La producción animal y la expansión de la agricultura e intensificación insostenible:

Alimentar a 7 mil millones de personas es complicado. Y más, hacerlo sin dañar la naturaleza. Hasta el momento los métodos que el hombre ha encontrado para producir alimento no son los más sostenibles. Implican la fragmentación de ecosistemas, la deforestación, y el cambio de uso del suelo en dimensiones alarmantes.

¿Qué podemos hacer?

Aunque no siempre podemos prever y prevenir estas enfermedades, podemos actuar para sanar nuestro vínculo con la naturaleza y reducir el riesgo de futuras pandemias. Por eso, WWF hace un llamado a:
Los Gobiernos, para que:

 

- Detengan el comercio de vida silvestre y promuevan el cumplimiento de la ley para combatir el comercio ilícito de estas especies.

- Introduzcan y hagan cumplir las medidas legislativas y políticas que pretenden eliminar la deforestación.

- Se comprometan y financien la implementación de un Marco Global de Biodiversidad posterior a 2020.

- Hagan parte de un ‘Nuevo acuerdo para la naturaleza y las personas’.

- Incorporen un enfoque de “Una Salud”, que vincule la salud de las personas, los animales y nuestro ambiente compartido, a la toma de decisiones sobre la vida silvestre y el cambio en el uso del suelo.

- Diseñen paquetes de recuperación económica que garanticen una transición verde y justa y faciliten una mayor inversión en modelos empresariales sostenibles y resilientes.

- Apoyen a las comunidades vulnerables para proteger su seguridad alimentaria y sus medios de sustento de formas sostenibles y resilientes, incluido el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas a la tierra y el agua.

A las industrias y compañías:

- Implementen y fortalezcan las medidas ambientales voluntarias durante y después de la crisis.

- Lleven a cabo acciones creíbles para disminuir la huella ambiental de las cadenas de suministro de alimentos, incluida la promoción de una producción sostenible, garantizando la trazabilidad de los proveedores a los puntos de origen y alienten a los consumidores a tomar decisiones sostenibles en sus hábitos alimenticios.

- Apoyen políticas y legislaciones que aseguren que toda la producción y consumo de productos agrícolas eviten la deforestación y conversión de los ecosistemas naturales.

- Incorporen un enfoque de “Una Salud” en todas las decisiones comerciales y financieras, particularmente en aquellas que tengan que ver con riesgos relacionados a amenazas a la salud mundial.

- Desarrollen e implementen mecanismos financieros innovadores y soluciones que tengan resultados positivos para el ambiente natural y la sociedad.

A las organizaciones de la sociedad civil:

- Apoyen a las comunidades vulnerables directamente afectadas por la crisis y sus factores ambientales, asegurándose de que estén adecuadamente representadas en los esfuerzos de recuperación.

- Colaboren con los gobiernos y las industrias para desarrollar soluciones sostenibles a fin de reducir la explotación ilegal y de alto riesgo de la vida silvestre y transformar nuestros sistemas alimentarios.

- Aumenten la responsabilidad de las instituciones internacionales, gobiernos e industrias que no adopten medidas a raíz de la crisis.

Al público en general:

- Colaboren con nuestros representantes gubernamentales para garantizar que estos se comprometan con un ‘Nuevo acuerdo para la naturaleza y las personas’, tomando medidas para proteger los ecosistemas naturales y fortalecer sus compromisos con la naturaleza y el clima.

- Insten a las industrias para que demuestren liderazgo al disminuir sus impactos negativos en la sociedad y el ambiente.

- Cambien sus hábitos alimenticios y de consumo para tomar decisiones más sostenibles.

 

SI QUIERES SABER MÁS

DE ESTE EVENTO, ESCRÍBENOS

¿Qué puedes hacer?

Ver todo