COVID-19 PUEDE SER SOLO UNA DE LAS MUCHAS PANDEMIAS MORTALES DURANTE NUESTRA VIDA

“El mundo debe unirse para revertir la pérdida de la

naturaleza y salvaguardar el futuro de la humanidad.”

UN LLAMADO DE URGENCIA S.O.S

La emergencia del COVID-19 que estamos viviendo, se da en un momento de alerta de cambio climático y pérdida de biodiversidad. La situación ha llevado a una crisis económica y humanitaria, en donde la vulnerabilidad y las desigualdades sociales, económicas, de salud y ambientales se encuentran.

En las últimas décadas, los seres humanos hemos invadido cada vez más el mundo natural, provocando mayores niveles de contacto con la vida silvestre. Esto ha contribuido a que el número de enfermedades originadas en los animales y transmitidas a las personas haya aumentado drásticamente.

 

Covid 19: Llamado urgente para proteger a las personas y la naturaleza

 

La manera desequilibrada en la que nos hemos relacionado con la naturaleza tiene un costo y hoy, en medio de la crisis por el Covid-19, sabemos que es muy alto. La explotación desmedida de nuestros recursos naturales, la destrucción de los hábitats naturales, la manera en la que producimos alimentos y el comercio ilegal de la vida silvestre son sólo algunos de los factores tienen al límite el entramado de vida que nos sostiene.  

El Covid-19 no es la primera pandemia de nuestra era, pero definitivamente es la que ha tenido el mayor impacto en la salud y la economía. La enorme presión que ejercemos sobre el mundo natural tiene consecuencias y, en este caso, abre la posibilidad de que en un futuro tengamos que lidiar con nuevas pandemias e impactos más severos.

Por eso es urgente que entendamos que solo en un Planeta sano, podremos estar sanos. Que necesitamos ríos, suelos, especies y océanos sanos, así como un clima estable y un aire limpio para asegurar salud y la vida tal como la conocemos.

Esta tragedia nos trae una oportunidad real para sanar nuestra relación con naturaleza y mitigar el riesgo en el futuro.

 

 

Nuevas enfermedades están apareciendo a ritmos alarmantes como resultado de nuestra relación con la naturaleza

Mientras el mundo enfrenta las devastadoras consecuencias del Covid-19, es urgente la acción global para conservar los ecosistemas y para evitar riesgos de futuros brotes de enfermedades zoonóticas. El informe 'COVID 19: llamado urgente para proteger a las personas y la naturaleza' de WWF, revela los factores que promueven la aparición de enfermedades zoonóticas como el nuevo coronavirus. Lamentablemente, todos tienen que ver con el ser humano.

De ahí que sea tan necesario tomar acción. Si no frenamos los factores ambientales que promueven la aparición de enfermedades zoonóticas como el Covid-19, lo que viene es preocupante. Patógenos como este seguirán pasando de los animales al hombre, continuaremos acabando con la biodiversidad y aceleraremos el cambio climático.

La gran lección de esta crisis es que se deben hacer cambios sistémicos para enfrentar las condiciones que impulsan las pandemias. De ahora en adelante, debemos tener un concepto de salud holístico, global, que vincule la de las personas, con la de los animales y la de nuestro entorno compartido; que incluya la toma de decisiones rigurosas sobre la vida silvestre y el cambio en el uso de la tierra; y que tenga en cuenta las decisiones comerciales y financieras en relación al bienestar mundial.

Si no entendemos que cuando el planeta está enfermo, nosotros lo estaremos, no actuaremos distinto y la difícil situación que hemos vivido este año habrá sido en vano.

haz parte del cambio

reporte

mantente
al tanto

Nuevas enfermedades zoonóticas están surgiendo a un ritmo alarmante, impulsadas por la ruptura del vínculo entre los seres humanos y la naturaleza.

SI QUIERES SABER MÁS, ESCRIBENOS